Los productos orgánicos se producen sin la utilización de productos químicos ni organismos genéticamente modificados (transgénicos), empleando varias prácticas agrícolas sustentables, utilizando racionalmente los recursos naturales, aplicando abonos naturales, haciendo rotación y asociaciones de cultivos, con la finalidad de reponer, mantener y aumentar la fertilidad natural de los suelos y la diversidad de seres vivos en la finca.

A continuación se describen las prácticas recomendadas en la producción orgánica agrícola:

1. CUIDADOS DEL SUELO:

Para reponer, mantener y mejorar la fertilidad natural del suelo, se realizan las prácticas descriptas a continuación:
– Uso de abonos orgánicos o naturales: Como fuente de nutrientes y para aumentar los niveles de materia orgánica en el suelo
– Uso de abonos verdes: Para disminuir la erosión del suelo, aumenta la fertilidad y los niveles de materia orgánica en el suelo, y es un mecanismo de control de malezas.
– Cobertura de suelos: Evita la erosión y las altas temperatura, aumenta la humedad del suelo y la actividad biológica entre otros.
Cobertura de vegetal muerto: con resto de materia orgánica.
Cobertura de vegetal vivo: con abonos verdes
– Tratamiento natural de los suelos: Para desinfectar los suelos especialmente almácigos. Con preparados o repelentes naturales.

Corrección de la acidez del suelo: Con la aplicación de cal agrícola, de manera a aumentar su fertilidad. Es recomendable realizar análisis del suelo para saber el grado de acidez del suelo y calcular la cantidad adecuada a utilizar.
– Laboreo mínimo del suelo: Labranza conservacionista, disminuye la erosión del suelo, aumenta niveles de materia orgánica y de concentración de agua en el suelo.
– Tablones o hileras de cultivos en contra de la pendiente: A fin de evitar que el agua superficial cause erosión.
– Curvas a nivel: Para evitar erosión causa por el agua.

2. ROTACIÓN DE CULTIVOS:

Consiste en cambiar de rubro agrícola en una parcela después de su cosecha, en secuencia establecida y dentro de un plan definido.
Disminuyen los problemas de malezas, insectos y enfermedades; aumenta los niveles de concentración de nitrógeno disponible en el suelo, reducen la necesidad de fertilización y reducen la erosión edáfica del suelo.

3. ASOCIACIÓN DE PLANTAS O CULTIVOS:

Consiste en plantar dos o más rubros agrícolas en una misma parcela.
Permite el uso óptimo del suelo y del espacio, las plantas se protegen entre ellas de plagas y enfermedades. Las diferentes necesidades nutricionales resultan un complemento que ayuda a mejorar la producción. Es importante tener en cuenta las familias botánicas antes de asociar, así como los efectos alelopáticos que pueden causar.

4. CONTROL NATURAL DE PLAGAS:

Permite una alternativa a la necesidad de utilización de plaguicidas, mediante la rotación de los cultivos, muestreos periódicos, registros meteorológicos, uso de variedades resistentes y control biológico de plagas.

– Control Biológico de Plagas: Se utilizan enemigos naturales, parásitos o depredadores de insectos plagas para disminuir su población.
– Cultivo de Plantas Aromáticas: Actúan como repelentes para ciertos insectos o algunas enfermedades.
– Insecticidas Biológicos: Insecticidas biológicos son preparados comerciales a base de patógenos que causan enfermedades solo a insectos y no a animales y plantas, como algunas bacterias, virus, hongos entomopatógenos, etc.
– Fungicidas e insecticidas naturales o botánicos: Son de origen vegetal que se obtienen con ciertos procedimientos de extracción natural.

Producción Animal Ecológica.

La ganadería ecológica tiene por objeto obtener alimentos de origen animal sin utilizar sustancias químicas artificiales ni organismos genéticamente modificados (OGM) durante la cría del ganado, evitando perjudicar a la naturaleza y respetando el bienestar de los animales.

La producción animal ecológica está basa en tres ejes principales:
1. Criar animales adaptados al terreno
2. Proporcionarles suficiente espacio para su normal desarrollo y comportamiento
3. No forzar las producciones.

Principales aspectos que se deben tener en cuenta:

Razas:
Que estén adaptados al clima, suelo, alimentación, enfermedades y dificultades propias de cada lugar. En lo posible es mejor utilizar razas criollas o autóctonas

Alimentación:
Debe cubrir las necesidades nutricionales de los animales y respetar al máximo sus comportamientos alimentarios. La calidad de los alimentos influye sobre la salud de los animales.

Sanidad:
No se utilizan ningún producto artificial de síntesis química (antibióticos, antiparasitarios u hormonas). Se busca prevenir la aparición de enfermedades, tomando medidas de prevención o profilaxis que evitan la presencia de las enfermedades, para lo que recurren a preparados naturales.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *